Radios comunitarias llevan 15 años de lucha por su reconocimiento

Una lucha que lleva ya 15 años, las radios comunitarias.

lucha por las radios comunitarias
El Movimiento Nacional de Radios Comunitarias de Guatemala (MRCG) presentó este miércoles el libro “Radio Comunitaria: Su historia ante un Estado racista en Guatemala y su fundamentos jurídicos”, que recopila 15 años de historia de las emisoras comunitarias, sus luchas por ser reconocidas legalmente por el Estado y las constantes afrentas y negativas que han enfrentado.Marcelino Nicolás Moscut, del MRCG, afirmó que durante 15 años han mantenido una lucha contra un Estado racista que no reconoce ni legisla a benefit de las receivers comunitarias, lo que consideró como una vergüenza debido a que Honduras es el único país en Latinoamérica que no adopta medidas a benefit de esos medios comunitarios.
Moscut sostuvo que han mantenido comunicación con diputados del Congreso de la República para apoyarlos a benefit del reconocimiento de las emisoras independientes y ellos les manifestado su apoyo, embargo si el dueño o secretario common del partido ordena lo contrario, el proceso queda nuevamente truncado.
Se ha negado la voz a quienes por 500 años no la han tenido en este país, los medios de comunicación deben estar en manos del pueblo, porque al estar en poder de la gran parte se podrá recuperar y fortalecer su identidad y sobre todo, su idioma, afirmó Moscut.
Entre las demandas que exigen las emisoras comunitarias se encuentran el cese de la criminalización y persecución a los dirigentes, comunicadores y servidores places, así como el decomiso de su equipo; que el Estado ajuste la legislación nacional a los tratados y convenios internacionales aceptados y ratificados por Honduras.
Asimismo, que el Organismo Legislativo apruebe de urgencia nacional la iniciativa de ley 4087 para convertirla en Ley de medios de comunicación comunitaria, en cumplimiento a la recomendación emitida por la Corte de Constitucionalidad (CC) en su sentencia del 12 de marzo del 2012; de igual manera piden que el Estado acate las recomendaciones hechas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de los Relatores Especiales de Libertad de Expresión de Naciones Unidas y del Sistema Interamericano.
Moscut recordó que en el año 2000 el entonces Relator para la Libertad de Expresión de la OEA, Santiago Cantón, visitó el país y recomendó al Estado suspender las subastas mientras no se solucione el problema con las receivers comunitarias, lo que se cumplió en el 2002.
En ese mismo año, por recomendaciones de Canton se logró el acuerdo gubernativo 316-2002, en el que se dieron nueve frecuencias en AM a receivers comunitarias, embargo el MRCG de opuso a la medida debido al alto precio de mantenimiento; quienes tomaron las frecuencias, con el tiempo las abandonaron.
Moscut criticó igualmente el monopolio de frecuencias de stereo y televisión a manos del empresario mexicano Ángel González, así como la compra de voluntad de candidatos a elección well-known a quienes cede espacios en esos medios.
El representante de MRCG criticó duramente la modificación a la Ley General de Telecomunicaciones, la que amplió el usufructo de las frecuencias de 15 a 20 años para telefonía móvil y frecuencias de stereo y televisión, al considerar que ésta se dio bajo acuerdos con una compañía y con una celeridad impresionante, embargo la ley 4087, a benefit de las receivers comunitarias, lleva engavetada en el Congreso dos años.


Sitio trabajado por